Recursos de Agua de Puerto Rico
Aguas Subterráneas
ACUIFEROS DEL NORTE, Página 2
Durante los últimos 75 años los acuíferos de la Región del Norte han sido utilizados como fuente de abasto de agua para usos diversos. Originalmente se extraía agua principalmente para actividades agrícolas, incluyendo el riego de caña de azúcar y piñas. Comenzando en la década de 1970, el desarrollo industrial en la Región Norte promovió el hincado de pozos para este uso, principalmente del Acuífero Inferior (anteriormente referido como Profundo o Artesiano) por empresas farmacéuticas.  
Al presente el uso principal de los acuíferos es para abasto público provisto por la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), seguido por el uso agrícola e industrial. Datos del USGS establecen que en el 2005 el uso total de agua de los acuíferos de la Región Norte era de 76 mgd, de los cuales, la AAA extraía aproximadamente 40 millones de galones por día (mgd) para consumo doméstico y comercial, el sector agrícola 25 mgd, y 11 mgd el sector industrial. De este total, 64 mgd se extraen del Acuífero Superior y 12 mgd del Acuífero Inferior. Estas extracciones no han cambiado significativamente al 2010.

La importancia de los acuíferos de la Región Norte ha resultado en varios estudios hidrogeológicos que definen sus características hidrogeológicas y capacidad de almacenaje y producción sustentable de agua. Estos estudios incluyen las investigaciones de Meyerhoff (1933), Monroe (1980), Sieglie y Moussa (1984), Giusti (1976), y recientemente Renken (2002). Diferentes regiones de los acuíferos fueron estudiadas por Giusti y Bennett (1972), Anderson (1976), Torres-González (1985), Quiñones-Aponte (1986), Gómez-Gómez y Torres Sierra (1988), Quiñones-Aponte (1989), Torres-González (1996), y Cherry (2001).

En los últimos 40 años las extracciones excesivas de agua subterránea de los acuíferos de la Región del Karso han resultado en disminuciones significativas en los niveles del manto freático en grandes sectores desde Dorado hasta Manatí en el Acuífero Superior. Paralelamente, han ocurrido reducciones en las presiones artesianas en el Acuífero Inferior desde Manatí hasta Barceloneta, afectando la producción de muchos pozos. Las reducciones de los niveles freáticos en el Acuífero Superior han alterado el equilibrio hidrodinámico entre las zonas de agua fresca y salada que ocurren cerca de la costa, induciendo intrusión salina y aumentos en las concentraciones de sólidos disueltos en el agua extraída. Como ejemplo, en los sectores de Coto Sur, en Manatí y Cruce Dávila, en Barceloneta, los niveles de bombeo en los acuíferos han descendido considerablemente en relación a la posición del manto freático y superficie potenciométrica al compararse con los niveles antes del desarrollo de la infraestructura de pozos de extracción. El desarrollo industrial de la zona también ha contribuido al deterioro de los acuíferos, resultando en derrames de productos químicos que han contaminado sectores del Acuífero Superior. En Barceloneta y Vega Alta persisten dos sectores designados como áreas de “Superfondo” por la Agencia de Protección Ambiental Federal (EPA), debido a contaminación química. El vertedero municipal de Barceloneta (ahora cerrado), contribuye químicos tóxicos al Acuífero Superior. Por otro lado, las extracciones excesivas, reducciones en la recarga y escapes en pozos profundos, han resultado en reducciones significativas en los niveles potenciométricos en el Acuífero Artesiano o Inferior. 


Inicio