LAGUNAS PRINCIPALES EN PUERTO RICO
 Recursos de Agua de Puerto Rico
La Laguna Tortuguero, la de mayor tamaño en Puerto Rico, está localizada entre los municipios de Vega Baja y Manatí. La laguna tiene un área superficial de aproximadamente 545 acres (560 cuerdas). De forma alongada con dos lóbulos conectados por un canal, la laguna es llana, con profundidades máximas de tres (3) metros y un promedio de 1.5 metros. Tiene una longitud total de 4.6 kilómetros (km) de este a oeste y un ancho de un (1) km, con un volumen promedio de 2.7 millones de metros cúbicos (Mm3). Es parte de la Reserva Natural de Tortuguero manejada por el DRNA para promover la conservación de este importante cuerpo de agua y la cuenca que la alimenta, y es un área ecológicamente importante por la variedad de flora y fauna acuática que sostiene.

El historial geomorfológico de la Laguna Tortuguero establece que su origen es similar al de las calizas Terciarias en la Región del Karso en el norte de Puerto Rico. Los estudios de Meyerhoff (1933) y Bennett y Giusti (1972) postulan que la laguna es la fase final de una cadena de sumideros y mogotes típicos de la Región del Karso interconectados para permitir el flujo de agua de la zona de rocas calizas al sur de la cuenca hacia el mar. Perforaciones de pozos de prueba en su vecindad definieron una secuencia de materia orgánica (“peat”), depósitos arenosos marinos y barros, asentados sobre una superficie de rocas calizas irregulares de la Formación Aymamón. El nivel freático al sur de la laguna está sobre las rocas calizas, y en general la laguna es como una ventana del Acuífero Superior (Freático) de la zona, donde el gradiente hidráulico del sur al norte impulsa el agua subterránea hacia la superficie formada por la laguna. La laguna también recibe agua salina del mar, debido a los procesos de mareas e interacciones entre las capas de agua fresca y salina en la costa adyacente a su límite norte. La “zona de interfase” entre las capas de agua fresca y salina cerca del límite norte de la laguna es responsable de que el agua en la laguna sea salobre. Durante períodos de sequía, cuando la escorrentía en la cuenca de la laguna se reduce, el agua salobre penetra a la laguna a través de las capas arenosas y las rocas calizas permeables. La laguna es un laboratorio vivo donde se pueden observar los mecanismos de flujo del agua subterránea y las interacciones entre las capas de agua fresca y salina en las costas de la Isla. 

La conservación de la Laguna Tortuguero como parte de la reserva indicada ha contribuido a preservar el balance hidráulico antes descrito. El nivel promedio original del agua en la laguna era probablemente 0.5 a 1.0 metros más alto que el presente, y la laguna ocupada un área quizás 1.5 veces el tamaño actual. Este nivel fue reducido por la construcción en 1940 por el Cuerpo de Ingenieros de un canal de desagüe hacia el mar, como se documenta en la foto del sistema. El canal fue parte de las obras del antiguo Campamento Tortuguero del Ejército de E.U. Un balance hidráulico similar al presente probablemente se mantenía antes de la construcción del canal, pero a un nivel más elevado. Muy probablemente, la salinidad de la laguna era mucho menor, y esto es parcialmente documentado por los estudios biológicos de los sedimentos en la laguna que identifican una abundancia de especies de algas y diatomeas de agua dulce (Quiñones y Fusté, 1977). 

El promedio de escorrentía y lluvia directa sobre Laguna Tortuguero es de aproximadamente 23 Mm3, con una descarga hacia el mar por el canal de desagüe de 20 Mm3. Las descargas por el canal hacia el mar varían desde 0.26 a 1.95 metros cúbicos por segundo (m3/s), en proporción directa a la lluvia sobre la cuenca, con un promedio diario de 0.64 m3/s. El agua en la laguna se renueva un promedio de 7.5 veces por año, factor hidráulico que contribuye a su “salud” ecológica.

La calidad del agua en Laguna Tortuguero es generalmente excelente, aunque las salinidades varían desde 300 a 800 miligramos por litro (mg/L) de cloruros. Las salinidades más altas se observan en la sección oeste de la laguna, que está más próxima al mar que la sección este. Periódicamente marejadas extremas pueden inundar esa sección de la laguna, acumulando agua salobre en su fondo, la cual tarda en diluirse con el agua fresca de manantiales en el fondo. Estas salinidades en la laguna son relativamente altas en comparación con el agua subterránea de pozos llanos en la vecindad (<20 mg/L), aunque pozos profundos que intercepten la interfase salina exhiben cloruros de hasta 300 mg/L.

La estabilidad ecológica de la Laguna Tortuguero es función de una combinación compleja del flujo de agua fresca y salina; la descarga de nutrientes y otros contaminantes en la escorrentía; el viento y marejadas en la zona; las poblaciones de plantas acuáticas en su periferia y en la laguna propia; y el balance de agua controlado por el canal de desagüe. Desafortunadamente, previo y posterior a la creación de la reserva que protege la laguna y su cuenca superficial, una gran cantidad de proyectos de urbanizaciones fueron desarrolladas invadiendo parte de la cuenca. Un estudio posterior de la calidad del agua en la laguna llevado a cabo en el 2000 por el USGS (Guzmán y otros, 2006) documenta aumentos significativos en las concentraciones de nutrientes (nitrógeno y fósforo) en comparación con los datos de 1977. Estos nutrientes contribuyen a promover el crecimiento de las algas acuáticas en la laguna, lo que eventualmente contribuirá a ir reduciendo su área efectiva y profundidad (debido a la acumulación de materia orgánica) que la nutre. Eventualmente, la “eutroficación” (enriquecimiento de la concentración de nutrientes) en Laguna Tortuguero impactará el balance de oxígeno disuelto (OD), lo que a su vez afectará la flora y fauna acuática en la laguna. Ante el desarrollo urbano que ha ocurrido en su cuenca, el único modo de interceptar las escorrentías de estas urbanizaciones que descargan directa e indirectamente a la laguna, es por medio de charcas de detención y evaporación, lo que a la vez impactará el balance de agua en la laguna. Pulse los links abajo si desea abrir y bajar los estudios de la laguna referidos.
.
Inicio

Lagunas de San Juan

En Puerto Rico existen varias lagunas costaneras entre las que se destacan la Laguna Tortuguero (Vega Baja-Manatí); las lagunas de San Juan (San José, Condado, La Torrecilla y Piñones); y la Laguna Joyuda (Cabo Rojo). Existen varias lagunas menores en la zona de Fajardo, así como en en las regiones Sur y Este. Todas las lagunas principales contienen agua salobre, ya que sufren los efectos de intrusión de agua de mar directamente por aperturas superficiales o conductos subterráneos. El Caño Tiburones (Arecibo) no es una laguna, sino un humedal alimentado por aguas superficiales y subterráneas que descarga al mar al este de Arecibo. En esta sección se resumen las características más importantes de las principales lagunas (Joyuda en preparación).
LAGUNA TORTUGUERO
Lagunas de San Juan