Las cuencas del Río Yauco, Río Loco y el Valle de Lajas, en la Región Suroeste de Puerto Rico, forman parte del Distrito de Riego del Valle de Lajas (DRVL), operado por la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE). Las cuencas de los dos ríos ocupan áreas respectivas de aproximadamente 46.1 mi2 (Río Yauco) y de 24.7 mi2 (Río Loco) en las laderas sur de la Cordillera Central. Los ríos descienden a través de valles estrechos hacia la costa, descargando el Río Yauco en el extremo oeste de la Bahía de Guayanilla, mientras que el Río Loco fluye a la Bahía de Guánica. ​El Valle de Lajas es una de las cuencas costaneras de mayor tamaño en la Isla, con un área superficial de aproximadamente 83.5 mi2. El valle se extiende aproximadamente 18 millas de este a oeste, desde la vecindad de Guánica hasta Boquerón, y hasta 3 millas de sur a norte desde la Sierra de Bermeja hasta la vecindad de la zona urbana de Lajas. La topografía del valle es plana, con elevaciones máximas de 80 pies snm, mientras que los suelos superficiales, principalmente sedimentarios, se caracterizan por su baja permeabilidad, lo que ha propiciado la acumulación de sales debido al riego agrícola intenso. Anterior a su desarrollo agrícola, el valle incluía varios cuerpos de agua superficiales, incluyendo las Lagunas Cartagena y Guánica, y la Ciénaga Anegado, alimentadas por descargas de agua subterránea y escorrentía difusa. 



































El DRVL entrelaza las cuencas de los Ríos Yauco, Loco y el Valle de Lajas con los embalses de Yahuecas y Guayo, en las laderas norte de la cuenca del Río Grande de Manatí. Estos dos embalses tienen capacidades actuales de 70 y 13,100 acres-pies respectivamente. La cuenca neta del Embalse Lucchetti, en la parte superior del Río Yauco, no genera suficiente caudal para la capacidad del embalse. El agua acumulada en los embalses Yahuecas y Guayo es transferida hacia el Embalse Lucchetti mediante un sistema de túneles, aumentado el área efectiva de captación del Sistema del Suroeste a aproximadamente 79.7 mi2. Esto permite el uso más efectivo de las turbinas hidroeléctricas que opera la AEE aguas arriba de Lucchetti, desde donde el agua fluye hasta una segunda unidad generatriz en la entrada del Embalse Loco. Además, esta transferencia de agua de Yahuecas y Guayo provee suficiente agua para transferir al Canal de Lajas y satisfacer las demandas de riego en la zona, particularmente durante períodos de sequía. Desde el Embalse Loco, el agua es descargada por el Canal de Lajas hacia el Valle de Lajas, o al cauce natural del Río Loco fluyendo hacia el Mar Caribe (Figura 9-76). El agua descargada al Canal de Lajas fluye hacia el oeste, alimentando aproximadamente 330 tomas agrícolas, así como cuatro plantas de filtración operadas por la AAA que sirven agua potable a los residentes de Sabana Grande, Guánica, Lajas, San Germán y sectores de Cabo Rojo. 

El DRVL es el sistema de riego más importante en la Isla, ya que en adición al agua para usos agrícolas, es la fuente principal de agua potable a los habitantes de los municipios de Guánica, Sabana Grande, San Germán, Lajas y sectores de Cabo Rojo. Aunque en su condición natural las cuencas del Río Yauco, el Río Loco y el Valle de Lajas eran sistemas hidrológicos independientes, el desarrollo del sistema de riego los ha integrado en una sola unidad funcional. Este sistema incluye una serie de ríos, embalses y túneles descritos a continuación: 

  • El Río Yauco es el efluente principal que alimenta el DRVL, originándose en las cúspides de la Cordillera Central en Yauco, a elevaciones de hasta 3,100 pies, fluyendo hacia el sur hasta el Embalse Lucchetti en la parte superior de la cuenca. Este embalse, construído en 1952, es formado por una presa de hormigón de 571 pies de longitud, con una capacidad inicial de 16,500 acres-pies. Su capacidad actual debido a la sedimentación es de aproximadamente 9,060 acres-pies, equivalente al 55% de su capacidad original. El Río Duey es el tributario principal del Río Yauco, drenando la parte este de la cuenca. Varias quebradas aguas abajo del embalse y la confluencia con el Río Duey alimentan el flujo en la parte inferior de la cuenca hasta su desembocadura en la Bahía de Guayanilla. 
  • El Río Loco es el segundo efluente que alimenta el DRVL, discurriendo hacia el sur en un curso casi paralelo con el Río Yauco. La Quebrada Grande es el tributario principal del Río Loco, fluyendo al cauce principal desde el este. El Embalse Loco, un embalse de tamaño menor (capacidad inicial de 1,950 acres-pies) construido en 1951, yace aguas abajo de la confluencia de ambos efluentes, formado por una represa en hormigón de 600 pies de longitud. Su capacidad actual es de solamente 604 acres-pies, equivalente al 31% de su capacidad original.  
  • El Embalse Loco recibe las descargas del Embalse Lucchetti luego de generarse electricidad en la Planta Yauco #2. El agua descargada del embalse alimenta el Canal Principal de Riego del Valle de Lajas, que se origina aproximadamente 150 metros aguas abajo de la represa, mediante un sifón desde el embalse. Aguas abajo del inicio del Canal de Lajas, el Río Cañas fluye desde el oeste al cauce del Río Loco. El Canal Principal de Desagüe del Valle de Lajas retorna al cauce del Río Loco al norte de la zona urbana de Guánica, luego de lo cual el río desemboca en la Bahía de Guánica.

Los recursos de agua en las cuencas que alimentan el DRVL son abundantes, aunque paradójicamente la zona sufre escasez de agua frecuentemente, y existen conflictos en las prioridades para el uso del agua disponible. La lluvia y escorrentía generada en las cuencas, incluyendo las transferencias de Yahuecas y Guayo, resultan en una producción anual promedio de 187,300 acres-pies, la cual se reduce a 131,100 acres-pies en años de sequía. Los embalses de Guayo, Yahuecas, Lucchetti y Loco tienen una capacidad de almacenaje combinada de aproximadamente 22,830 acres-pies. Esta capacidad limitada de almacenaje requiere que la AEE desborde periódicamente cantidades de agua sustanciales desde el Embalse Loco al Río Loco, la cual fluye eventualmente al Mar Caribe. Desde el Embalse Loco se descargaron aproximadamente 30,930 acres-pies de agua hacia el Canal de Lajas durante el 2003, para suplir las tomas agrícolas y las plantas de filtración de la AAA. Anualmente la AEE suple un promedio de 17,100 acres-pies para riego y 10,330 acres-pies para la AAA. El balance de estos flujos establece que durante el 2003 la AEE descargó al Río Loco el 83% del agua generada en las cuencas (156,370 acres-pies), la cual fluyó hacia el mar.  

Excepto en los valles aluviales del Río Yauco y el Río Loco, los acuíferos de la Región no son una fuente importante de agua. En los depósitos aluviales del valle de Yauco, se extraen aproximadamente 5.5 mgd (6,165 acres-pies por año) de agua subterránea, principalmente para riego agrícola y consumo doméstico. Igualmente, en el valle aluvial del Río Loco, en el Municipio de Guánica, se extraen aproximadamente 5.2 mgd (5,830 acres-pies por año) de aguas subterráneas para usos similares. Los acuíferos en la parte superior de las cuencas no son productivos, o son de tamaño menor. En el Valle de Lajas, los acuíferos de la zona son más productivos, aunque contienen principalmente aguas salobres o salinas, lo que limita su uso. Las extracciones de agua para usos agrícolas y domésticos en el Valle de Lajas en el 2002 fueron de aproximadamente 0.95 mgd (1,065 acres-pies).  

La calidad del agua en la región varía desde excelente en la parte superior de las cuencas hasta pobre en el Valle de Lajas. Sin embargo, los datos disponibles son limitados para evaluar en forma categórica la calidad del agua en tramos de los ríos, los embalses o el Valle de Lajas. La presencia de bosques en la parte alta de las cuencas minimiza la erosión y el transporte de sedimentos. Aunque los embalses en las cuencas han perdido una parte sustancial de su capacidad original, las tasas de sedimentación en las cuencas de los Ríos Yauco y Loco son relativamente bajas. El Embalse de Lucchetti, el principal de la Región, exhibe una tasa de sedimentación de solamente 143 acres-pies por año, con una vida útil estimada en 62 años. 
Las demandas de agua en la Región pueden satisfacerse con los recursos de agua disponibles en el DRVL y de fuentes adicionales en la zona.

PULSE EL LINK A LA DERECHA PARA BAJAR UN MAPA DETALLADO DEL DISTRITO DE LAJAS   

Recursos de Agua de Puerto Rico
DISTRITOS DE RIEGO
VALLE DE LAJAS



Inicio