El agua que discurre por el sistema de canales del VL proviene del Proyecto del Suroeste, construido por la AFF como parte del Distrito de Riego del Valle de Lajas (DRVL) comenzando en 1950. El sistema incluye una red de cuatro embalses principales conectados por túneles y canales.  El sistema entrelaza las cuencas de los Ríos Yauco, Loco y el Valle de Lajas con los embalses de Yahuecas y Guayo, en las laderas norte de la cuenca del Río Grande de Manatí. Estos dos embalses tienen capacidades actuales de 70 y 13,100 acres-pies respectivamente (86,410 metros cúbicos (m3) y 16.2 millones de m3 respectivamente). 






























Desde el Embalse Loco, el agua es descargada por el Canal de Lajas hacia el Valle de Lajas, o al cauce natural del Río Loco fluyendo hacia el Mar Caribe. El Embalse Loco, de tamaño menor (capacidad inicial de 1,950 acres-pies, 2.4 Mm3) construido en 1951, yace aguas abajo de la confluencia de ambos efluentes, formado por una represa en hormigón de 600 pies de longitud. Su capacidad actual es de solamente 604 acres-pies (0.75 Mm3), equivalente al 31% de su capacidad original. El agua descargada al Canal de Lajas fluye hacia el oeste, alimentando las 330 tomas agrícolas en el VL, así como cuatro plantas de filtración operadas por la AAA que sirven agua potable a los residentes de Sabana Grande, Guánica, Lajas, San Germán y sectores de Cabo Rojo. El canal principal de desagüe del VL retorna el agua que no se utiliza y la escorrentía pluvial al cauce del Río Loco al norte de la zona urbana de Guánica, luego de lo cual el río desemboca en la Bahía de Guánica. 
 RECURSOS DE AGUA DE PUERTO RICO
HIDROLOGIA DEL VALLE DE LAJAS, Página 2
Inicio


AGUAS SUPERFICIALES
En el Valle de Lajas (VL), excepto por la Laguna Cartagena, los cuerpos de agua superficiales, incluyendo las quebradas y arroyos que emanan de las colinas que forman Monte Grande en el norte y de la Sierra de Bermeja en el sur, son intermitentes. No discurre ningún río o quebrada natural perenne por el valle debido a la poca precipitación (promedio anual de 45 pds) y altas tasas de evapotranspiración (Et). Se confunde a menudo como cuerpos de agua naturales la red de canales del Distrito de Riego del VL, construída por la antigua Autoridad de las Fuentes Fluviales (AFF, predecesora de la AEE), comenzando en 1950 hasta 1955. Anterior al desarrollo agrícola del VL la Laguna de Guánica y la Ciénaga Anegado eran cuerpos de agua perennes en el VL, pero ambos fueron drenados por el sistema instalado por la AFF. El Canal de Lajas, la arteria principal que provee agua por gravedad desde el Embalse Loco al este del VL, tiene una longitud de aproximadamente 23 millas (mi), (37 kilómetros (km)). Desde este canal principal se derivan aproximadamente 43 mi (69 km) de canales secundarios que distribuyen el agua de norte a sur a través de cerca de 330 tomas controladas por los agricultores bajo la supervisión de la AEE. Una segunda red de 64 mi (103 km) de canales de drenaje descarga el exceso de agua hacia el sur del VL  donde un canal principal descarga el agua hacia el este hasta el Río Loco. Este sistema de drenaje previene que el agua se acumule en los suelos e impacte su uso agrícola. 
El sistema de canales dentro del VL, y la red de quebradas intermitentes que fluyen desde el norte y sur se ilustran en la figura a la izquierda (la línea verde es la extensión de la Reserva Agrícola mientras que la línea roja es el Valle de Lajas propio donde ubica el sistema de riego, representado por los tramos rectos en azul).
Los recursos de agua en las cuencas que alimentan el DRVL son abundantes, aunque paradójicamente la zona sufre escasez de agua periódicamente, y existen conflictos en las prioridades para el uso del agua disponible. La lluvia y escorrentía generada en las cuencas que alimentan los embalses del Proyecto del Suroeste producen anualmente un promedio de 187,300 acres-pies, lo que se reduce a 131,100 acres-pies en años de sequía. Los embalses de Guayo, Yahuecas, Lucchetti y Loco tienen una capacidad de almacenaje combinada de aproximadamente 22,600 acres-pies. Esta capacidad limitada de almacenaje requiere que la AEE desborde periódicamente cantidades de agua sustanciales desde el Embalse Loco al Río Loco, la cual fluye eventualmente al Mar Caribe. El Embalse Loco descargó en el 2003 unos 30,930 acres-pies de agua hacia el Canal de Lajas para suplir las tomas agrícolas y las plantas de filtración de la AAA (17,100 acres-pies para riego y 10,330 acres-pies para la AAA, el balance se pierde o evapora). El 83 % del agua que llega al Embalse Loco es descargado por la AEE al Río Loco  (156,370 de 187,300 acres-pies anuales), la cual fluye hacia el mar. La falta de almacenaje de agua (capacidad limitada de los embalses) es el factor limitante para disponer de abastos de agua adicionales que pudieran utilizarse para promover desarrollos agrícolas adicionales en el Valle de Lajas.
EMBALSES Y TUNELES QUE PROVEEN AGUA 
AL VALLE DE LAJAS
Parte de la gran cantidad de agua descargada desde el Embalse Loco al Río Loco que fluye al mar podría utilizarse para expandir el sistema de riego en el Valle de Lajas y aumentar la producción agrícola en la Región Oeste.  En el 2007 la AAA comisionó un estudio de alternativas para capturar parte de la escorrentía descargada al mar desde el Embalse Loco. El estudio concluyó que la mejor alternativa es desarrollar un embalse de bajo nivel en el Valle de Lajas que almacenaría parte de las descargas al mar y se utilizaría para aumentar los abastos de agua para riego agrícola. Este embalse podría también recibir agua de el Río Guanajibo durante crecientes, lo cual tendría el beneficio de reducir parcialmente los niveles de inundación cerca de la costa.
La cuenca del Embalse Lucchetti, en la parte superior del Río Yauco, no genera suficiente caudal para la capacidad del embalse. El agua de los embalses Yahuecas y Guayo es transferida hacia el Embalse Lucchetti mediante un sistema de túneles, aumentado el área efectiva de captación en Lucchetti a aproximadamente 79.7 mi2. Esto permite el uso más efectivo de las turbinas hidroeléctricas que opera la AEE aguas arriba de Lucchetti, y en la entrada del Embalse Loco. Además, esta transferencia provee la mayor parte del agua descargada desde el Embalse Loco al Canal de Lajas y satisfacer las demandas de riego y abasto público en la zona suroeste, particularmente durante períodos de sequías.
PROYECTO DEL SUROESTE OPERADO POR LA AEE 
Presione el link a la derecha para pasar a la Página 3 de Hidrología del Valle de Lajas
CANALES DE RIEGO Y DRENAJE EN EL VALLE DE LAJAS
A pesar del clima seco del VL, periódicamente la Región Oeste es afectada por vaguadas, frentes de frío estacionarios, tormentas y huracanes. Estos eventos inducen lluvias intensas sobre el VL, resultando en inundaciones severas en su parte central. Las quebradas en la periferia del VL descargan grandes cantidades de agua a su parte central, acumulándose el agua en las partes centrial del valle. Estas inundaciones han sido documentadas por el USGS y en los mapas que emite FEMA. Desafortunadamente, la infiltración de agua a los acuíferos del VL es mínima (estimada por Anderson (1977) y Graves (1989) en aproximadamente 2 pulgadas por año), mientras que la evapotranspiración actual (Eta) excede la precipitación promedio anual de 45 pds. La mayor parte del agua acumulada durante inundaciones se evapora rápidamente.
ZONAS INUNDABLES EN EL VALLE DE LAJAS Y SUS INMEDIACIONES