En Vieques y Culebra no fluyen quebradas o ríos perennes. La lluvia no es consistente para mantener todo el tiempo el flujo en los cauces de las quebradas que existen. En zonas en Puerto Rico donde la lluvia es más abundante, las quebradas y ríos perennes mantienen sus flujos mínimos de  parte del agua subterránea que se infiltra al subsuelo en las partes altas de las cuencas, la cual se descarga a los cauces en puntos bajos de la cuenca. En Vieques el tamaño de las cuencas en las lomas de la Isla no permite el almacenamiento temporero de suficiente agua para mantener flujos perennes en la época de sequía. Durante los períodos de lluvias, varias de las quebradas fluyen desde los cerros hacia la costa.  En su paso de las laderas sur y oeste hacia el mar, estas quebradas son fuente de agua a los depósitos aluviales en los valles de Esperanza y Resolución, la cual eventualmente descarga al mar. Sin embargo, como se ilustrara en el mapa geológico de Vieques en la página 1, los depósitos aluviales más extensos y profundos (con mayor capacidad de almacenar agua), se encuentran en el valle de Esperanza al sur de la isla.
Recursos de Agua de Puerto Rico
HIDROLOGIA DE VIEQUES, Página 2
Inicio


El valle de Esperanza en Vieques tiene una extensión de aproximadamente 10 millas cuadradas (mi2).  Estudios llevados a cabo por el USGS (particularmente el informe de Sigfredo Torres en 1989 (USGS WRIR-86-4100)) proveen un marco detallado de la hidrogeología de Esperanza. Datos de perfiles de pozos hincados por la AAA documentan que el aluvión varía en espesor desde cero pies en la costa hasta 90 pies hacia el centro del valle. La figura abajo ilustra un perfil del valle en una sección transversal paralela al la Quebrada La Mina (al este del valle y norte de Esperanza).  Estudios geofísicos llevados a cabo por el USGS como parte del desarrollo y calibración de un modelo matemático del flujo de agua subterránea en Esperanza, documentan que la sección es representativa del valle. Copia en PDF del informe de Torres-González puede obtenerse en el siguiente link.
Quebrada La Mina
El aluvión es Esperanza se satura con la lluvia que se infiltra desde las quebradas intermitentes y directamente sobre el aluvión. La elevación del manto freático en el aluvión depende de el punto de medida, pero en general varía desde 10 pies sobre el nivel del mar (psnm) cerca de la costa hasta 100 psnm donde el aluvión se origina en las laderas de las colinas. Esta diferencia en elevación crea un gradiente hidráulico que impulsa el agua de las colinas hacia la costa hasta descargar al mar, lo que se ilustra en la siguiente figura. Los contornos reflejan la elevación del manto freático en pies sobre el nivel del mar.
Renken y otros, 2002
Torres-Gonzalez, USGS, 1989
USGS Groundwater Atlas of Puerto Rico, 1996
El historial del desarrollo de las aguas subterráneas en Vieques se llevó a cabo sin el beneficio de los estudios sistemáticos del USGS.  El inventario de pozos históricos en Vieques llevado a cabo por Cherry y Ramos (USGS, 1991) documenta la construcción de 73 pozos concentrados en los valles de Esperanza y Resolución, y en la vecindad de Isabel Segunda. La mayor parte de los pozos (57) se hincaron en Esperanza para abastecer las actividades de la Marina y los residentes de Vieques. La falta de información sobre el rendimiento seguro del acuífero en Esperanza resultó en bombeos de hasta 450,000 galones por día (0.4 mgd), induciendo intrusión salina en la mayor parte de los pozos.  Esta intrusión salina se documentó por Torres-González (USGS, 1989) de datos de concentración de cloruros en muestras de agua tomadas por la AAA y la Marina desde 1973 a 1977. Datos de un pozo de la AAA en Esperanza cerca de Ensenada Sombe se ilustran en la siguiente figura. Presione el link siguiente para bajar el informe del inventario de pozos en Vieques de 1991.
El modelo matemático de flujo de agua subterránea en el valle Esperanza desarrollado por Torres-González (USGS, 1989) se calibró para estimar el rendimiento sostenible del acuífero. Esta calibración es esencial para su manejo futuro en la eventualidad de que sea necesario reactivar el campo de pozos de la AAA. Aunque al presente el sistema de abastos de la AAA que suple a Vieques y Culebra desde Naguabo tiene capacidad amplia para las demandas actuales y futuras de ambas islas, existe el potencial de que un huracán desvastador pudiera afectar dicho sistema. En ausencia de energía eléctrica por un período extenso, será necesario abastecer ambas islas por otros medios. 
El estudio del USGS establece que es sostenible una extracción de hasta 280,000 galones por día (gpd) sin inducir intrusión salina. Esta extracción tendría que reducirse a aproximadamente 200,000 gpd durante la época de sequía. Este total no incluye posibles extracciones adicionales de la zona de Resolución, donde anteriormente la Marina extraía hasta 200,000 gpd. En ambas áreas es necesario llevar a cabo estudios de optimización de la extracción segura y sustentable durante períodos de sequía y de lluvias normales. El sistema de Naguabo provee al presente aproximadamente 800,000 gpd a Vieques, de los cuales aproximadamente 200,000 gpd son transferidos a la isla de Culebra mediante una tubería submarina entre las dos islas. En la eventualidad de fallas en el sistema de Naguabo, el agua potable tendrá que ser transportada a Vieques y Culebra desde Puerto Rico. La reactivación de estos campos de pozos en Vieques proveería una fuente parcial de abasto de agua durante emergencias.
Renken y otros, 2002
Presione el link a la derecha para ir a la Página 3, que incluye la hidrología de la isla de Culebra.